Guía SEO – ¿Qué es el Long Tail?

La idea de la larga cola tiene su origen en el artículo de Chris Anderson, “The Long Tail” publicado en el 2004 y posteriormente publicó el bestseller “La economía Long Tail”.

El fenómeno que describe es la tendencia por la cual, gracias a la tecnología, el mercado de masas se convierte en un mercado de nichos (otro término esencial del marketing online que habrás leído una y otra vez) porque la tecnología permite que por primera vez en la sociedad de consumo, la venta de pequeñas cantidades a precios bajos resulte rentable.

Hay un nuevo y enorme mercado que es la suma de una infinidad de nichos que se han vuelto comercialmente viables gracias a las nuevas tecnologías. Esa es la “larga cola”: la cabeza del mercado serían los productos de consumo masivo (los de “toda la vida”) y la “cola” los nichos especializados de bajo volumen (los que ahora son viables) pero cuya suma supone una cifra económica de una enorme magnitud.

El Long Tail aplicado al SEO

El buscador de Google no es solamente una herramienta magnífica para localizar información, sino que es también un gigantesco estudio de mercado en tiempo real que tú puedes aprovechar para tus intereses. Además, aunque la perspectiva de Chris Anderson está más enfocada a la venta, si igualamos “venta” a “lectura”, en el mundo de los blogs las reglas del Long Tail aplican exactamente igual sea para vender o sea simplemente para captar lectores.

El Long Tail no es otra cosa que una representación muy fiel de los gustos e intereses de las personas. Y gracias a los buscadores sabemos cuáles son estos gustos porque se reflejan perfectamente en las búsquedas que realiza la gente en Internet.

Es importante que cuando se redacte un contenido se intente conciliarlo lo mejor posible con los nichos relacionados con ese contenido, es decir, que encuentres búsquedas afines que encajen con ese contenido y optimices el contenido para esas búsquedas.

Al escribir un post de alguna temática en paraticula es importante que la frase de la búsqueda que más te interesa (para la que quieres posicionar el post) se encuentre de la manera más fiel posible en:

  • En el título de la página. Corresponde a la etiqueta HTML <title> de la pagina web, es el título que se ve en la pestaña del navegador web. Los blogs lo suelen sacar del título del post. En WordPress, con plugins como, por ejemplo, Yoast SEO, lo puedes especificar expresamente diferenciándolo así del título principal del post si quieres.
  • En el título principal del post (etiqueta <h1>, en los blogs suele coincidir con el título de post)
  • En uno o más subtítulos (etiquetas <h2>, <h3>, etc.).
  • En la URL del post.
  • En la meta-descripción (para esto necesitarás en WordPress también un plugin tipo Yoast SEO).
  • Y que se use varias veces a lo largo del contenido.

 

Compartir