Politica 2.0 – Estratégias

La política 2.0 es el uso del internet y las redes sociales en el mundo político. No son las redes sociales las que entran en la política, sino algunos políticos son los que entran en las redes sociales o se significan con ellas. Facebook o Twitter no cambian nada, ninguna tecnología lo hace. Son las personas y los grupos sociales que producen y/o utilizan las tecnologías los que generan cambios.

10 Pasos para crear una estrategia política 2.0

  1. Definir objetivos. El primer paso es determinar los objetivos que queremos alcanzar, por mencionar algunos:
    1. Utilizar las redes sociales como un canal para dar a conocer lo que sucede en la campaña política.
    2. Aumentar la visibilidad del político.
    3. Aumentar la sensación de cercanía con la comunidad.
    4. Incrementar el conocimiento de los votantes, a través de la escucha activa del político.
    5. Utilizar el Crowdsourcing (democracia participativa) para que la audiencia participe en la construcción de propuestas de campaña.
  2. Definir la audiencia. Es de vital importancia definir el público al que la campaña 2.0 quiere llegar. De ser posible, se debe segmentar la audiencia, para que seamos más certeros.
  3. Definir las redes sociales en las que se participará. Conociendo la audiencia y objetivos de la participación, debemos decidir qué redes vamos a utilizar. Las redes sociales más importantes para la participación de políticos son: Twitter, Facebook, Youtube, Google+, Instagram.

  4. Crear contenido que genere valor a la audiencia. Se debe crear contenido que en verdad le interesa al público objetivo, que le aporte un valor agregado; para lograrlo, es necesario conocer muy bien su audiencia.
  5. Generar interacción. Se debe promover que las personas participen, se comuniquen y aporten a nuestra campaña.
    1. Es muy importante pedir retroalimentación de las propuestas
    2. Se deben responder todas las preguntas y comentarios
    3. Se debe fomentar una cultura de discutir con argumentos y no terminar atacando a la persona, para esto es indispensable perderle el temor a las críticas.
  6. Animar la participación. Se deben utilizar las redes sociales para llegar a los militantes o simpatizantes del político y animarlos a participar activamente en la campaña.
  7. Promover la propagación. Debemos diseñar estrategias para que periodistas y líderes de opinión sigan en redes sociales las cuentas de la campaña.
  8. Aprovechar los dispositivos móviles. Debemos monitorear permanentemente las capacidades de los dispositivos móviles, para usarlas en beneficio de nuestra campaña.
  9. Combinar la campaña online con la campaña offline. Todo lo que pasa en la campaña offline debe ser informado a los coordinadores de la campaña online para garantizar que ambas campañas estén coordinadas y con objetivos comunes.
  10. Crear un protocolo para gestión de reputación. Debemos tener claro el protocolo que vamos a seguir ante los ataques a la reputación. Debemos tener en cuenta:
    1. Crear un comité de manejo de ataques a la reputación.
    2. Seleccionar herramientas de monitoreo de la reputación en redes sociales.
    3. Calificación de los ataques a la reputación.
    4. Acciones a tomar de acuerdo a la magnitud del ataque.
    5. Monitoreo después del ataque.
Compartir