Accesibilidad web

La accesibilidad web es la posibilidad efectiva de que el mayor número de personas puedan acceder de manera satisfactoria a web y hacer uso de sus contenidos, independientemente de cualquier limitación personal o derivada del entorno, es decir, en igualdad de condiciones y oportunidades con el conjunto de la sociedad. En lo concreto, la accesibilidad web refiere un conjunto de estándares de diseño y de software pensados específicamente para que personas con discapacidad (física, sensorial, cognitiva, etc.), edad avanzada, dificultades derivadas del contexto de uso (técnicas o ambientales), insuficiencia de medios, restricciones en cuanto al dominio del idioma y poca o nula experiencia en el uso de dispositivos electrónicos, puedan utilizar los contenidos y servicios de los sitios web, interactuando en forma productiva con ellos. En este sentido, a través del desarrollo de sitios web conformes a dichos estándares, se procura extender al ámbito digital el derecho constitucional de acceso igualitario a la cultura, al ocio y al tiempo libre.

Rol del Inadi

El Inadi encuadra el abordaje de la accesibilidad web en el marco del Plan Nacional Contra la Discriminación (Decreto Nacional 1086/2005) que fundamenta su trabajo; por ello, inscribe en términos de políticas de inclusión a todas aquellas adecuaciones, modificaciones y transformaciones de elementos tecnológicos y comunicacionales, necesarias para que todas las personas con discapacidad, minusvalías o diferencias en el uso de sus capacidades puedan desempeñarse ejerciendo sus derechos y con el mayor nivel de satisfacción, eficacia y provecho personal. Actuando en conformidad con la Ley de Accesibilidad de la Información en las Páginas Web (noviembre de 2010) —que rige tanto para los entes que pertenecen al Estado como para los entes públicos no estales, las empresas privadas concesionarias de servicios públicos y las empresas prestadoras o contratistas de bienes y servicios—, el Inadi ha venido trabajando activamente en la adecuación de su sitio web a los estándares acordados internacionalmente para garantizar el acceso de todas las personas a sus contenidos, sin importar sus condiciones físicas, técnicas o materiales. Con vistas a reducir la brecha digital, tal como prescribe la nueva ley de accesibilidad web, y en directa continuidad con los lineamientos del Gobierno Nacional en material de inclusión digital (programas Conectar Igualdad y Argentina Conectada), el Inadi ha diseñado un sitio que presenta un lenguaje visual fácilmente comprensible, con contenidos accesibles y mecanismos de navegación al alcance de cualquier persona, posibilitando la interacción desde cualquier tipo de hardware, software, infraestructura de red, idioma, cultura, localización geográfica y capacidad diferencial.

Ventajas

Al desarrollar un sitio web accesible, encontramos, entre otras ventajas, la igualdad de uso que el propio sitio provee.  Es decir, es fácil de usar y adecuado para todas las personas independientemente de sus conocimientos, experiencias, capacidades y habilidades.

Asimismo, el desarrollo de un sitio web que utiliza requisitos accesibles, además de permitir y mejorar el acceso de las personas con discapacidad a los contenidos Web, posee otras ventajas adicionales, como las mencionadas por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) de España en su Guía práctica de comprobación de accesibilidad:

  • Simplifica el desarrollo: ciertas condiciones y requisitos técnicos que hacen a la accesibilidad de un sitio web contribuyen a mejorar los procesos de desarrollo. Conceptos como separación de contenido ypresentación, o el uso de estándares, facilitan el desarrollo y mantenimiento. Otras ventajas derivadas son una mejor re-utilización de los recursos y la disminución de la carga de los servidores.
  • Facilita la independencia de dispositivo y la inter-operabilidad: la Accesibilidad Web permite alcanzar un buen nivel de interacción mediante diferentes dispositivos o configuraciones según las características o preferencias de los usuarios.
  • Aumenta la usabilidad: los sitios Web accesibles son, en general, más “usables” para todo el mundo. Conceptos como la sencillez, la facilidad de manejo y navegación, y la eficiencia se manejan en ambas disciplinas.
  • Mejora el acceso en general: las mejoras de usabilidad, de navegación, de estructuración, etc., asociadas a la accesibilidad, constituyen valores en sí mismos que benefician a todos los usuarios de la web en general.
  • Aumenta el público objetivo: al mejorar el acceso a los contenidos web de forma general, no se excluyen grupos de personas que potencialmente pueden formar parte de los usuarios de nuestras páginas web, lo cual puede redundar en un aumento de las visitas y, por tanto, de los beneficios.
  • Mejora la indexación en los buscadores: la necesidad de proporcionar equivalentes textuales, así como la estructuración y la semántica de los contenidos, tiene como resultado el enriquecimiento de la información de la web de forma que los contenidos pueden ser indexados más efectivamente por los buscadores.

Más usuarios, más beneficiarios

La accesibilidad de las páginas web es de vital importancia, en primera medida, para personas ciegas o con baja visión que utilizan software de lectura de pantalla para navegar por Internet. Si la codificación de las páginas web no es correcta, el software no puede interpretar adecuadamente los contenidos y el acceso se ve limitado. Esto restringe no sólo la posibilidad de acceso a la información publicada, sino también la realización de trámites y servicios on-line, la utilización de servicios web de comunicación y, en general, toda la amplia gama de funcionalidades que ofrece Internet en la actualidad.

Los estándares accesibles también incluyen especificaciones que permiten la utilización de las herramientas de Internet por parte de personas con baja visión o con afecciones particulares, como el daltonismo.

El cumplimiento de estas recomendaciones permite, además, el acceso de personas con discapacidades motrices que no pueden utilizar dispositivos de entrada estándares (teclado, mouse), y de usuarios en entornos tecnológicos con restricciones, que utilizan software o hardware antiguo, equipos móviles con pantallas pequeñas, conexiones lentas, etc.

También presenta avances para aquellos usuarios con insuficiencia de medios, que acceden a los servicios de Internet mediante equipos y conexiones con capacidades limitadas, para usuarios que no dominen completamente el idioma, y para usuarios inexpertos o que presentan inseguridad frente a la utilización de diversos dispositivos electrónicos.

¿Cuándo es accesible un sitio web?

Las “Pautas de Accesibilidad al Contenido en la Web” (WCAG) son una especificación del W3C (World Wide Web Consortium) que proporciona una guía sobre la accesibilidad de los sitios de la Web para las personas con discapacidad. Han sido desarrolladas por la Iniciativa de Accesibilidad en la Web (WAI) del W3C.

Las pautas describen cómo hacer páginas Web accesibles sin sacrificar el diseño, ofreciendo esa flexibilidad que es necesaria para que la información sea accesible en diferentes situaciones y proporcionando métodos que permiten su transformación en páginas útiles e inteligibles.

La especificación contiene catorce pautas, que son los principios generales para el diseño accesible, y cada una está asociada a uno o más puntos de verificación que describen cómo aplicar esa pauta a las características particulares de las páginas web.

Cada punto de verificación está asignado a uno de los tres niveles de prioridad establecidos por las pautas:

  • Prioridad 1: son aquellos puntos que un desarrollador web tiene que cumplir ya que, de lo contrario, ciertos grupos de usuarios no podrían acceder a la información del sitio web.
  • Prioridad 2: son aquellos puntos que un desarrollador web debería cumplir ya que, si no fuese así, a ciertos grupos de usuarios les sería muy difícil el acceso a la información.
  • Prioridad 3: son aquellos puntos que un desarrollador web debería cumplir ya que, de otra forma, algunos usuarios experimentarían ciertas dificultades para acceder a la información.

En función de estos puntos de verificación se establecen los niveles de conformidad:

  • Nivel de Conformidad “A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1 se satisfacen.
  • Nivel de Conformidad “Doble A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1 y 2 se satisfacen.
  • Nivel de Conformidad “Triple A”: todos los puntos de verificación de prioridad 1, 2 y 3 se satisfacen.

Legislación

La Ley de Accesibilidad de la Información en las Páginas Web es un primer paso hacia la adecuación de la legislación argentina a la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada por la Ley 25.280 del año 2008. En  su artículo 4, la Convención compromete a los Estados Partes a adoptar todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean pertinentes para hacer efectivos los derechos que en ella se reconocen, y en su artículo nueve señala que a fin de que las personas con discapacidad puedan vivir en forma independiente y participar plenamente en todos los aspectos de la vida, los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes para asegurar el acceso de las personas con discapacidad, en igualdad de condiciones con las demás, al entorno físico, al transporte, a la información y a las comunicaciones,  incluyendo el acceso a los sistemas y las tecnologías de la información, y a las comunicaciones.

De modo que, además de ser un avance en el resguardo de los derechos de las personas con discapacidad, la ley de accesibilidad web contribuye a reducir la brecha digital. En este sentido, la ley se articula de un modo virtuoso con las políticas públicas de inclusión digital que está llevando adelante el Gobierno Nacional, como los programas Conectar Igualdad y Argentina Conectada, ya que suma a la disponibilidad de equipamiento y a la ampliación de la conectividad la accesibilidad de los contenidos.

Fuente: http://inadi.gob.ar/accesibilidad/