Google Hummingbird: El nuevo algoritmo de Google

Google Hummingbird ha llegado. El primer buscador del mundo ha lanzado el ya famosamente conocido como Colibrí para mejorar la relevancia de sus resultados de búsqueda.

Pero no nos engañemos: a diferencia de Google Panda o de Google Penguin, que eran meras actualizaciones del anterior algoritmo de búsqueda, Google Hummingbird constituye en sí mismo un nuevo algoritmo.

A finales de septiembre Google anunció que en agosto se había producido este cambio algorítmico afectando al 90% de las búsquedas locales. ¿Su objetivo? Adaptarse a la evolución que ha experimentado la forma de buscar del usuario.

Y es que ya no nos limitamos a buscar palabras en los motores de búsqueda, hemos llegado a tal punto que hacemos verdaderas preguntas al buscador “¿Cuál es el mejor gimnasio de Zaragoza?”, “¿Dónde puedo encontrar coches de segunda mano en Madrid?”. Sin embargo, el anterior sistema basado en las keywords tradicionales ha quedado obsoleto y no es capaz de entender el significado de la cadena de búsqueda completa.

Hummingbird representa el esfuerzo de Google para adaptarse a estas nuevas pautas valorando la cadena de búsqueda en su conjunto, no solo las palabras aisladas.

¿Contenido único o contenido útil?

Con Google Colibrí el motor de búsqueda pretende entender mejor la cadena de búsqueda sin centrarse tanto en cada palabra para ofrecer resultados de mayor relevancia.

De ese modo el buscador pretende volverse más humano ofreciendo resultados conversacionales. En otras palabras, al preguntarle “¿Cuál es el mejor gimnasio de Zaragoza?” el nuevo algoritmo ya no se centra en las keywords “gimnasio” y “Zaragoza”. Lejos de eso va a ser capaz de comprender la pregunta en su conjunto.

Y ya no vale con optimizar una página para una determinada keyword… ni siquiera es suficiente con intentar “engañar” al buscador optimizando el texto para estas preguntas. Ahora los Webmasters vamos a tener que optimizar la experiencia que ofrecen nuestras páginas a los usuarios. Dicho de otro modo, vamos a tener que ofrecer a sus visitantes algo que haga que hacer clic merezca la pena.

Por ello, si bien de momento tan solo podemos especular, es previsible que todos aquellos indicadores de calidad que en los últimos tiempos han ido ganando importancia como las señales sociales, la autoridad del autor, la calidad del contenido, el vídeo etcétera seguirán aumentando su relevancia.

En definitiva, los resultados de búsqueda ya no van a ser como hasta ahora meros recolectores de contenidos. Con Google Hummingbird se pretende ofrecer resultados que proporcionen a los usuarios esa experiencia satisfactoria que demandan y se merecen.

Fuente: http://comunidad.iebschool.com/iebs/marketing-digital/google-hummingbird-colibri/