Qué es la herramienta Disavow y para qué sirve

Del inglés, Disavow Links Tool, la Herramienta de desautorización de enlaces Disavow es una función avanzada que permite enviar a Google una lista de enlaces artificiales para su exclusión. La desautorización no los elimina, pero le dice al buscador qué enlaces debería ignorar a la hora de calcular tus rankings.

Los motivos para usar la herramienta son:

  • Prevenir – Puede que algunos enlaces no dañen tu sitio ahora, pero sí en el futuro cuando Google actualice sus algoritmos. Una forma de prevenirlo es desautorizar los enlaces de riesgo antes de que el buscador los contemple. Por ejemplo, si crees que estás siendo víctima de SEO negativo, Disavow es un gran recurso.
  • Curar – Cuando has recibido una acción manual o te ha afectado el algoritmo Penguin, el proceso de recuperación suele incluir decirle a Google los enlaces que debe pasar por alto.

Ahora bien, Disavow no es una herramienta para usar a la ligera. Matt Cutts recomienda considerar que:

  1. La mayoría de sitios no la necesitan – Si puedes pasar sin saber tu posición en los rankings no deberías ni planteartelo. La herramienta Disavow es para aquellos envueltos en actividades de creación de enlaces artificiales para mejorar su visibilidad.
  2. Es el último recurso – Para librarte de un enlace lo ideal es contactar con webmaster que lo controla. Sólo cuando no puedes eliminarlo de otra forma es el momento de desautorizarlo.
  3. Debes tener cuidado – Al usar la herramienta incorrectamente podrías dañar la capacidad de tu sitio para posicionarse. Así que antes de dar el paso, ten muy claro qué enlaces vas a desautorizar.

Dónde encontrar enlaces artificiales

Google no te va a decir que enlaces debes eliminar, así que para averiguarlo necesitas analizar tu perfil de enlaces. Tienes una lista de backlinks en las Herramientas para webmasters de Google, concretamente en Tráfico de búsqueda > Enlaces a tu sitio.

Cualquier enlace que hayas obtenido con el propósito de mejorar tu posicionamiento web es un buen candidato a ser desautorizado. Los links conseguidos de esta forma se consideran manipuladores e incumplen las directrices de Google.

Normalmente los enlaces artificiales se encuentran en:

  • Directorios de enlaces de baja calidad
  • Comentarios spam
  • Perfiles falsos
  • Firmas optimizadas en foros
  • Directorios de artículos gratis
  • Widgets con enlaces de vuelta
  • Blogrolls artificiales
  • Páginas de enlaces intercambiados
  • Sitios que venden enlaces
  • Redes de enlaces

Aunque no siempre es obvio si un enlace es artificial. Cuando esto ocurre es buena idea preguntarse si el enlace tendría sentido en un mundo sin buscadores. Asimismo, puedes usar cualquiera de las cada vez más numerosas herramientas de evaluación de enlaces, pero al final tendrás que hacer una revisión manual para validar el resultado.

Consideraciones previas

Antes de desautoriza ningún enlace, ten en cuenta lo siguiente:

Si has hecho todo lo que está en tus manos para eliminar los enlaces problemáticos pero sigues viendo enlaces que no puedes retirar, es hora de visitar nuestra nueva página de desautorización de enlaces.

Es decir, Google quiere que pongas tanto esfuerzo en limpiar tus enlaces artificiales como pusiste en crearlos. Descargar todos tus enlaces a un archivo y subirlos a la herramienta Disavow no es suficiente. Cuando te enfrentas a una penalización manual necesitas demostrar a un miembro del buscador que has hecho un esfuerzo considerable para solucionar el problema.

La excepción está en Penguin, donde no necesitas la aprobación de una persona sino de un algoritmo. En este caso puede ser suficiente con desautorizar los enlaces, aunque no deja de ser buena idea borrar los que tienes bajo tu control.

Cómo usar la herramienta Disavow paso a paso

La herramienta de desautorización de enlaces necesita un archivo para funcionar. Este archivo contiene la lista de URLs a desautorizar, que son las páginas donde hay un enlace artificial hacia tu sitio.

Crear el archivo es fácil, basta con abrir un editor de texto cualquiera, escribir una URL por renglón y guardarlo. Pese a ello debes poner atención, ya que usar una sintaxis y formato incorrectos hacen al archivo inútil.

Para desautorizar los enlaces situados en una página concreta escribe la siguiente línea:

http://example.com/pagina-con-enlaces/

Y para desautorizar los enlaces de todo un dominio:

domain:example.com

Esto último es bastante útil cuando recibes muchos enlaces de un mismo dominio. Al desautorizar las URLs individuales corres el riesgo de dejarte alguna.

Adicionalmente, puedes añadir comentarios mediante el carácter de almohadilla (#):

#Esto es un comentario

Google no tiene en cuenta los comentarios, pero son útiles para separar grupos de enlaces y llevar un mantenimiento apropiado del archivo.

Cuando termines de editar el archivo, guárdalo en formato .TXT y accede a la herramienta en este enlace. Podrás seleccionar tu dominio y subir el archivo. Tras esto no necesitas hacer nada más, Google se encargará de procesarlo todo.

Actualización y borrado del archivo Disavow

No puedes subir más de un archivo, pero sí que puedes reemplazarlo por otro. Para hacer esto, tienes la opción de descargar el archivo, editarlo y volver a subirlo.

Por el momento, los formatos disponibles para descarga son .CSV y Google Docs, lo que significa que no puedes recuperar el documento original ni los comentarios que incluiste inicialmente. Por esa razón, te recomiendo guardar una copia en tu equipo para futuras revisiones.

Por otro lado, también tienes la posibilidad de eliminar el archivo si descubres que te has equivocado o cambias de opinión, aunque es mejor que no lo necesites. Una vez procesados tus enlaces puede llevar mucho tiempo una re-autorización y nadie te asegura que vayan a recuperar el valor que antes tenían.

Errores frecuentes

Tan comunes son los errores al trabajar con la herramienta Disavow que Matt Cutts decidió hacer un video sobre el tema. Puedes verlo aquí, pero como está en inglés voy a ahorrarte el esfuerzo de traducirlo con un resumen.

Los principales errores al usar la herramienta Disavow son:

  • Usar un formato incorrecto – Mucha gente sube documentos de Word y hojas de cálculo en Excel, pero estos formatos no sirven. La herramienta espera un simple archivo de texto.
  • Detallar las URLs de un dominio – Si recibes muchos enlaces de un mismo sitio, incluye el dominio completo en lugar de las URLs con enlaces a tu sitio.
  • Usar una sintaxis incorrecta – Recuerda, una URL por renglón, domain para dominios y el comodín para comentarios.
  • Contar tu historia – Hay quienes escriben en el archivo todos los detalles de por qué están desautorizando enlaces, cuando el lugar para hacer eso es la solicitud de reconsideración.
  • Incluir muchos comentarios – No lo hagas, pues sólo aumenta la posibilidad de que aparezcan errores.
  • Usar la herramienta como único remedio – En realidad deberías intentar limpiar tus enlaces antes, y luego desautorizar aquellos con los que no has tenido éxito.

Por otro lado, debes saber es que los archivos Disavow tienen un límite de 100.000 URL y 2 MB de tamaño del archivo.

Tiempo en surtir efecto

Lo cierto es que nadie tiene claro cuánto tiempo va a pasar desde que subes el archivo hasta que se ignoran los enlaces. Según Google:

Tenemos que volver a rastrear y a indexar las URL que hayas desautorizado para que dichas desautorizaciones surtan efecto; este proceso puede tardar varias semanas.

Pero esta explicación no parece ajustarse a lo que algunos han experimentado. Cyrus Shepard, por ejemplo, desautorizó todos los enlaces a su sitio y no percibió nada hasta el lanzamiento de Penguin 2.0.

Hay quienes creen en lo que dice Google, otros piensan que sólo funciona cuando se refresca el algoritmo, y un tercer grupo que se activa con un solicitud de reconsideración. Sea como fuere, lo único de lo que que puedes estar seguro es de que el efecto de desautorizar enlaces lleva tiempo.